Industria y Comercio

INDUSTRIA Y COMERCIO

No solo basta con tener un territorio privilegiado en términos de recursos y clima, sino que un país que busca ser líder y referente a nivel mundial debe aprender a utilizar estas ventajas para convertirlas en fortalezas. Esto es lo que ha logrado Colombia, que ha aprovechado la diversidad de sus pisos térmicos y ha desarrollado su producción industrial para ganar sostenibilidad, garantizar la demanda comercial interna y externa de una gran variedad de productos. Así logró no sólo ser la tercera economía más importante de América Latina, sino que para el primer trimestre de 2014 se consolidó como la segunda con mayor crecimiento a nivel mundial, después de China; así se ha logrado aumentar la confianza inversionista en el país.

Esta confianza se ha visto representada en los más de 45 acuerdos comerciales con los que cuenta el país. Con 13 acuerdos comerciales vigentes y otros cinco suscritos, Colombia ha logrado llevar sus productos a más de 1.400 millones de consumidores a nivel mundial. De estos acuerdos resalta la Alianza del Pacífico, suscrita con México, Perú y Chile en 2012; esta alianza representa más del 30% de todo el comercio de América Latina y el Caribe.

Gracias a este volumen de consumidores para 2014 se exportaron 132 millones de toneladas de productos por los puertos colombianos, sumadas a más de 800 mil por vía aérea. Los puertos del país han mantenido su papel central en las actividades comerciales colombianas. Actualmente 28 navieras utilizan las más de 3.000 rutas marítimas de exportación para llegar a más de 500 puertos alrededor del mundo.

La solidez económica y los avances sociales que resultan de la búsqueda de la paz también han rendido frutos ante la confianza inversionista en el país. Las tres calificadores de riesgo más importantes, S&P, Fitch y Moody’s, dan un alto grado de Inversión a Colombia, y según el informe Doing Businness del Banco Mundial el país es el que más protege a los inversionistas en toda Latinoamérica. Esto representó cerca de 12 mil millones de dólares en inversión extranjera directa para el país.

La industria colombiana también ha adquirido gran solidez en una amplia gama de campos. En el sector textil, que con más de 100 años de trayectoria es uno de los más importantes del país, se ha consolidado a nivel internacional por sus productos de alta calidad. Gracias a sus telas inteligentes y los filtros de protección UV, entre otras innovaciones, las confecciones de más de 10.000 compañías actualmente son apreciadas y usadas en más de 100 países, y proveen a algunas de las marcas más reconocidas como Victoria’s Secret, Levi & Strauss Co., Náutica y OshKosh, entre otras.

La biodiversidad del país también ha abierto varios campos para la industria nacional. En el campo de los cosméticos, Colombia ha buscado potencializar el desarrollo y la innovación, incluso desde políticas gubernamentales. Las investigaciones en biotecnología y la mano de obra calificada, así como las plataformas exportadoras efectivas de las que goza el país, han permitido que la industria cosmética crezca en cerca de un 20% desde 2012.

Caso similar ocurre con la industria del calzado, donde más de 28.000 empresas conforman la cadena de producción de los derivados del cuero. Para 2014 las exportaciones entre calzado y manufacturas en este campo superaron los 100 millones de dólares, y encontraron destino en más de 50 países de todas las latitudes.