Conoce Colombia

Las ciudades del futuro en el presente

Las ciudades inteligentes están de moda. Y cuando se habla del tema es inevitable pensar en lugares llenos de robots, carros voladores y rascacielos tan altos que la mirada no alcanza a cubrirlos de principio a fin. No obstante, esas no son las ciudades inteligentes que han adquirido tanta popularidad entre gobiernos, periódicos, programas radiales y noticieros. Las que unos y otros comentan en discursos y notas de prensa son menos futuristas y etéreas, y hacen referencia a territorios tangibles que hoy trabajan para poner las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) al servicio del desarrollo y el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.

Ver más

Poderoso, sensible y osado, así es el cine Colombiano

Hace 25 años llegó, por primera vez, una película colombiana al Festival de Cannes. Se titulaba Rodrigo D. No futuro y contaba la historia de un joven que desde el último piso de un edificio piensa en saltar sobre una ciudad que lo oprime, lo margina y lo tortura. Esa vida le sirvió al cineasta Víctor Gaviria para presentar la realidad de muchos otros jóvenes, y lo hizo con tanta sinceridad y crudeza, que impactó a los espectadores. Con el uso de actores naturales que se comportaban como lo harían cotidianamente, en medio de condiciones vitales extremadamente difíciles, rompió la barrera que solía proteger al público en la tranquila comodidad de la ficción, y lo enfrentó, inevitablemente, con una realidad aterradora.

Ver más

Un parque en el que jugar es despertar

La sala es oscura y enorme. Al entrar, mientras los ojos se acostumbran a la escasa iluminación, lo que llama la atención de la mirada es un gran tejido de luces que vuela sobre nosotros. Tiene un aspecto mágico, como si los caminos de decenas de estrellas fugaces se cruzarán encima de nuestras cabezas. Pero muy pronto entendemos que no estamos en el espacio sino dentro de un cerebro, cubiertos por seis kilómetros de redes neuronales aéreas que alumbran nuestro recorrido con destellos resplandecientes, los mismos que producen las buenas ideas.

Ver más

Medellín: la ciudad en la que todo es posible

Al poner los pies sobre sus calles, Medellín vibra. Es una ciudad viva que transmite energía positiva y lleva a creer que allí, en medio de sus montañas verdes y sus andenes floridos, todo es posible. Podría pensarse que esa sensación palpitante la producen sus colores, brillantes, siempre. O la jovialidad de su gente, capaz de levantar muertos. Quizás es su comida típica: platos enormes que reúnen fríjoles, arroz, plátano, aguacate, chorizo, chicharrón y carne molida. O, tal vez, el agua ardiente que se bebe para animar la fiesta. Es probable que todas estas razones influyan, pero junto a ellas, muy posiblemente, la vitalidad de Medellín se debe a que sus ciudadanos llevan la capacidad de innovar en sus genes.

Ver más

La niña de oro del BMX

Cuando se piensa en la grandes gestas ciclísticas del país en su historia se suele pensar en los grandes escarabajos que con dificultad enrumban sus caballos de acero en las montañas más altas. Pero una de las hazañas mas asombrosas desde que Colombia es Colombia la logró una niña pequeña, en su “pony” de acero y no escalando grandes cumbres, sino corriendo a toda máquina sobre pequeñas colinas en las pistas de la modalidad de ciclismo BMX. Ella es Mariana Pajón, la niña dorada del BMX en Colombia.

Ver más

El secreto de los hijos del tigre

La espesura de la selva del que, según los indígenas Kogui, es el corazón del mundo, guarda un secreto de incalculable valor para cultura prehispánica del Caribe. Se trata de lo que queda de la ciudad de Teyuna, que hoy conocemos como “La Ciudad Perdida” en laderas de la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña más alta del mundo al lado del mar.

Ver más