Experiencia

Un viaje por los pisos térmicos
de Colombia

El pabellón de Colombia preparó una experiencia en la que los visitantes emprenden un viaje por los pisos térmicos colombianos. A través de sonidos, colores, aromas y texturas los asistentes recorren las distintas regiones climáticas, y ven cómo el país ha aprendido a aprovechar el hecho de ser uno de los 17 territorios más megadiversos del mundo, y ha usado sus recursos para transformarlos en productos de gran calidad.

Así mismo, Colombia ha aprendido la importancia del cuidado de estos recursos naturales. Se han logrado grandes avances en la protección de los cerca de 40 ecosistemas de páramo que garantizan el 70% de agua del país, y que representan más de la mitad de los páramos de todo el mundo.

A medida que avanzan por la experiencia, los visitantes ven que la riqueza del país va más allá de sus recursos naturales privilegiados como materias primas. Además conocen varios de los exóticos parajes turísticos que han captado la atención de los turistas del mundo; entienden cómo Colombia se ha convertido en importante socio comercial de países en todas las latitudes, y ven los esfuerzos que se están realizando para garantizar redes de comunicación modernas y efectivas.

Sala 1: El Origen

En la primera sala los visitantes entienden por qué el territorio colombiano es privilegiado. Gracias a que es el punto de encuentro entre tres cordilleras y dos mares, el país tiene una variedad climática que abarca casi todos los climas del planeta. Esto se debe a que las condiciones ambientales no dependen de las estaciones sino de las distintas alturas que existen en la topografía del país.

Pero Colombia no solo no depende de las estaciones, sino que cuenta con más de 14 millones de hectáreas aptas para la expansión agropecuaria. Ya que cuenta con todos los climas durante todo el año, no depende de los ciclos de cultivo y puede mantener una producción sostenible por 365 días. Además cuenta con la ventaja de que los cultivos pueden crecer entre los 0 y 2.800 metros sobre el nivel del mar, y esto equivale a casi el 95% del territorio nacional.

Colombia es el segundo país con mayor biodiversidad por km2 en el mundo, con más de 50 mil especies de flora y fauna. Tiene cerca de tres millones de hectáreas de terrenos paramosos que lo hacen el séptimo en el mundo en reservas hídricas renovables, según la FAO. Esta extensión de páramos equivale a más del 60% de los páramos de todo el mundo.

Sala 2: Clima Cálido

El clima cálido comprende alturas entre 0 y 1.000 metros sobre el nivel del mar. Con cerca de 900.000 km2 estos territorios representan el 80% del total de las tierras continentales e insulares del país. Es un piso térmico marcado por la variedad y la diversidad, con un gran potencial agrícola y turístico.

Al ver la diversidad de especies y productos del clima cálido, los asistentes comprenden por qué la FAO declaró a Colombia como el país con mayor biodiversidad por kilómetro cuadrado en el mundo. Con un 10.5% de su territorio cultivado, el país es el tercero en Latinoamérica con hectáreas de frutales; esto garantiza la producción sostenible de más de 95 especies de frutas y cerca de 42 especies de hortalizas.

Además es el país con mayor biodiversidad de aves del mundo, con más de 1.800 especies; es el segundo en diversidad de anfibios y mariposas; el tercero en reptiles, y el cuarto en mamíferos a nivel global. Los asistentes al pabellón pueden ver cómo esta diversidad se ve desde la selva hasta la costa, pasando por la región climática más extensa del territorio.

Quienes visitan esta sala también entienden la importancia estratégica de este piso térmico, cuya productividad se complementa con sus puertos, los cuales conectan al país con el resto del mundo. Por ejemplo, a través de los cinco puertos marítimos de la costa atlántica se exportaron más de 55 millones de toneladas, con destino principal a Norteamérica, el Caribe y Europa. Por el aumento en el volumen de mercancías los puertos colombianos han implementado mejoras en infraestructura y han desarrollado sistemas de manejo de temperatura para productos que requieren condiciones específicas de mantenimiento para su comercialización; esto ha sido importante para responder a las necesidades de los acuerdos comerciales vigentes, entre ellos la Alianza del Pacífico.

Sala 3: Climas templado, frío y páramo

Esta sala de 143 m2 se divide en tres módulos que representan alturas entre los 1.000 y 4.000 metros sobre el nivel del mar, en los pisos térmicos templado, frío y páramo.

En el piso térmico templado la temperatura ronda los 20°C y el aroma a café les indica a los visitantes que llegaron a la tierra que alberga el Paisaje Cultural Cafetero, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El café colombiano, que crece desde altitudes de 1.000 hasta algunas superiores a 2.000 metros sobre el nivel del mar, ha dejado huella en más de 90 países alrededor del mundo: desde hace más de siglo y medio ha ganado una maravillosa reputación a nivel global, por esto es un gran protagonista en este piso térmico. Pero el café no es la única fortaleza de la zona templada, que es una de las más industrializadas del país. El sector textil colombiano, concentrado en Medellín, es el segundo más desarrollado en toda la región, después de Brasil, según Euromonitor International, y ha tenido un crecimiento sostenido los últimos años, siendo el tercero en aumento en América Latina después de Brasil y Perú.

En el clima frío la temperatura baja a 15°C y los visitantes se encuentran con cinco pantallas que presentan aspectos claves de este piso térmico. Aquí pueden conocer, por ejemplo, los procesos de producción de las más de 1.600 especies de flores de exportación que han convertido al país en el segundo exportador de flores a nivel mundial. Además ven la transformación de productos como la uchuva, que es la segunda fruta más exportada por Colombia después del banano.

También pueden ver algunos de los parajes naturales que han convertido a Colombia en un destino apetecido por los productores de cine internacionales. En 2014, siete películas extranjeras fueron grabadas en Colombia, reportando más de 34 mil millones de pesos en ingresos para el país.

Los visitantes continúan su recorrido en ascenso por los pisos térmicos colombianos y llegan al páramo, en donde se encuentran con las fuentes hídricas más importantes del país. Acá, la temperatura desciende a 10°C y se recrea un escenario en donde se rinde tributo al agua.

Colombia cuenta con casi 30.000 km2 de páramos, entre ellos el más grande del planeta –el de Sumapaz, con cerca de 200.000 hectáreas–. Esto hace del país una de las reservas de agua más importantes a nivel mundial, y es el albergue de casi 4.000 especies de fauna y flora que habitan en estos ecosistemas. 

Colombia cuenta con el 60% de los páramos del mundo, los cuales son responsables del suministro de agua al 70% de la población del país. Son 40 complejos de páramos distribuidos en las tres cordilleras y los visitantes pueden conocerlos muy de cerca en el pabellón.

Sala 4: Nieves perpetuas

En la última sala termina el recorrido por Colombia a más de 5.000 metros de altura. El final del viaje es en el pico Cristóbal Colón, ubicado en la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña más alta del mundo a la orilla del mar, a casi 0°C. Además de la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia cuenta con cinco cumbres nevadas, entre las que resaltan dos volcanes –el de Santa Isabel y el del Ruiz-.

De allí, el ascensor empieza a descender en un recorrido que enfatiza en los cambios topográficos del país, viajando desde lo más alto hasta la profundidad del mar colombiano, pasando por territorios que albergan más de 300 ecosistemas nativos. En este descenso los visitantes recuerdan que Colombia es diversa, rica, productiva, innovadora y moderna, y que ha aprendido a preservar sus recursos pero también a aprovechar su potencial. 

Pasillos y auditorio final

Las salas están conectadas entre sí por tres pasillos que evocan paisajes y personajes de cada piso térmico. Por ejemplo, el pasillo por el que se ingresa al clima cálido está ambientado por el realismo mágico del premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, quien nació en Aracataca, un pequeño pueblo del Caribe.

Al final del recorrido, los visitantes llegan a un auditorio en el son recibidos por una canción especial de Carlos Vives, con arreglos especialmente hechos para la experiencia.